Toniná

TONINÁ: La ciudad de los ciclos

Toniná significa, por sus raices tzeltales, “casa de piedra”. Esta ubicada al noreste de Chiapas, al lado del río Jataté.

Esta zona arqueológica está orientada con la primera luz del día solar más corto del año. En la parte más baja se puede apreciar la cancha del juego de pelota que era muy practicado entre los mayas y era más que un juego, era un ritual. La cancha está en la parte más baja pues ésta hacía las veces de vínculo con los muertos.

Toniná fue una ciudad que fue construyéndose por ciclos. El gran conjunto de edificios está dividido en siete plataformas las cuales presentan características arquitectónicas distintas. Existen evidencias de tres dinastías que gobernaron Toniná. Esta ciudad alcanzó su esplendor entre los siglos VII y principios del X de nuestra era, momento en el que otras ciudades mayas como Palenque, Bonampak y Yaxchilán habían sido abandonadas.

Se piensa que Toniná era el centro principal maya en todo el valle de Ocosingo, lugar a donde llegaban otros pueblos a rendir tributo.

Una de las principales características de Toniná es el cambio constante que se logra expresar en sus edificios, se destruían las construcciones anteriores sobre las que se construían las nuevas estableciendo ciclos.

Más información en:

Yadeun, J. 1992. Restos de un códice monumental de estuco. México Profundo

Yadeun, J. 1994. Toniná. Espacio sagrado de la guerra celeste. II (8):24-29

Yadeun, J. 1992. Toniná. El laberinto del Inframundo. Gobierno del edo. de Chiapas. Espejo de Obsidiana.

2 COMMENTS

  1. Tonina.

    En las montañas de oriente, donde la exuberante vegetación con olor a caoba, huanacastle y cedro se entrelazan con gruesos bejucos, donde la topografía es abundante en serranías paralelas al rio usumacinta; ahí en un valle de ocosingo, junto a un arrollo afluente del rio jataté, floreció la ciudad-estado de tonina. Actualmente, ene se lugar encontramos el museo arqueológico de tonina, donde se percibe el deseo de los mayas de vivir conforme al sueño histórico-divino.

    Aquí surge la dualidad del poder humano, donde se construye y destruyen sus propias obras, aun siendo la Acrópolis de tonina la más elevada de toda la historia del México antiguo.

    Su arquitectura eminente maya está formada por una imponente Acrópolis situada en uno de los cortos valles de la breve meseta caliza de ocosingo.

    La entrada del espacio sagrado de tonina era a través de la cancha de juego de pelota, la cual se cerraba ritualmente mientras se realizaban los partidos, donde una bola de hule de asombroso rebote, tenía como marcador central la representación de un disco de piedra de un gobernante que está sentado en la banda del inframundo, ya que la cancha era la comunicación del mundo de los muertos y por eso ocupaba la parte más baja del conjunto.

    Las ruinas son una sucesión de acrópolis, enterradas una tras otra, por eso en las excavaciones los hallazgos arqueológicos se suceden entre ofrendas rituales de inauguración y de muerte, entre huellas de gran esplendor y tragedias sin límite.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here